Importancia de las finanzas personales

Durante su ciclo de vida el ser humano emprende etapas de suma importancia para su crecimiento personal tales como el cursar una carrera profesional, ingresar a la fuerza laboral activa o mantenerse en ella como fuente de ingresos para procurarse bienestar social y económico, conformar un hogar, educar y proporcionarle seguridad social y económica a sus hijos y asegurar su propia seguridad e independencia económica para cuando llegue el momento de su retiro de la fuerza laboral activa.

La falta de formación para el manejo de las finanzas personales y para formular y llevar a cabo un proyecto de vida de acuerdo con sus aspiraciones y deseos de calidad de vida, son dos aspectos muy descuidados en todas las etapas de su formación. Estos dos factores generalmente lo llevan a emprender cada una de las etapas de manera desarticulada en el momento en  que se  presentan.

Nada limita tanto la posibilidad de lograr los anhelos humanos como la falta de un proyecto de vida con objetivos a mediano y largo plazo y metas claras, apoyados en planes de acción que  posibiliten alcanzar el estilo de vida que deseado, a partir de las condiciones económicas y sociales del entorno en que creció y vive; y nada limita tanto el desarrollo de un proyecto como el no realizar una buena gestión de las finanzas personales, lo cual generalmente lleva a estados de endeudamiento crónico , subutilización del tiempo productivo, esfuerzos extra por obtener ingresos adicionales en detrimento de la calidad de vida.

La formación financiera te ofrece la oportunidad de adquirir las herramientas financieras básicas y emprender un proceso de cambio de mentalidad, actitud y hábitos a partir de la identificación de los factores causales internos o personales que los generan, y a reconocer los factores causales externos inducidos por el entorno económico y sociocultural en el que nos desenvolvemos, dándote la posibilidad de establecer planes de acción y estrategias que te lleven a superar tus puntos débiles, reafirmar tus fortalezas, aprovechar las oportunidades de crecimiento y progreso dadas dentro de las condiciones sociales y el entorno económico en que nos desenvolvemos y a minimizar o contrarrestar las amenazas o riesgos provenientes del mismo.

Etiquetado con:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.